5 motivos para escuchar K-pop

El K-pop va más allá de una moda o una canción que le dio la vuelta al mundo, de hecho como sucedió en parte con el pop tradicional, los 90 fueron fundamentales para su crecimiento

Red Velvet, famoso grupo surcoreano de K-pop

Red Velvet, famoso grupo surcoreano de K-pop

Hoy quise escribir sobre K-pop. De seguro ya la mayoría de ustedes ha escuchado sobre pop coreano, tal vez muchos todavía lo relacionan con Psy y su Gangnam Style, y otros de seguro lo conocen muy bien y son seguidores de muchos grupos o artistas. Pero hay un gran número de personas que no comprenden mucho sobre el tema o no ven el movimiento tan grande que representa el K-pop.

Mi primer contacto con el K-pop fue al escuchar The Boys de Girls’ Generation a finales del 2011 (ya había escuchado un fragmento de Run Devil Run meses antes sin darme a la tarea en ese momento de conocer más), desde entonces este grupo no solo se convirtió en mi grupo favorito de K-pop, es actualmente el grupo que más suelo escuchar incluso por encima de artistas como Britney o Kylie Minogue, además he pasado los últimos 4 años construyendo una pequeña colección de este grupo. Pero en este periodo de tiempo no solo Girls’ Generation hace parte de mi lista de reproducción, en mi iPhone ya tengo más de 10 artistas K-pop, mientras sigo agregando mes a mes más canciones a mi playlist y me he interesado en conocer mucho más sobre su historia.

El K-pop va más allá de una simple moda o una canción que le dio la vuelta al mundo, de hecho como sucedió en parte con el pop tradicional, los años 90 fueron de vital importancia para su crecimiento con grupos como H.O.T. que se convertirían en gran influencia para futuras agrupaciones y el fortalecimiento del K-pop como tal.

Aunque no me considero un gran conocedor sobre pop coreano, he encontrado cientos de razones para querer conocer y escuchar más de estos artistas, así que decidí resumirlo en 5 puntos para prestarle atención a un estilo que sigue revolucionando el mundo de la música.

1. El K-pop me recuerda a los años 90

Pensemos un momento en los años 90. Las Spice Girls representaban el poder femenino, los BSB conquistaban los corazones de millones de chicas con melodías suaves y ‘NSYNC con fuertes coreografías y Britney Spears era una sexy pero tierna colegiala. Todos tenían algo en común, su música tenía estilos similares, letras fáciles de aprender, coros que se quedaban atrapados en la mente y una dulzura e inocencia que se mezclaba por momentos con rebeldía y locura. El K-pop toma todos estos elementos y los lleva al siguiente nivel, convirtiéndolo en algo tan pegajoso que es difícil escapar de él.

Pero el K-pop no es solo ternura, también puede ser sexy sin necesidad de explotar un alto contenido sexual en sus canciones. Aunque grupos como FIESTAR, AOA y EXID han trabajado fuertes conceptos sensuales en los últimos años, la mayoría cuida los elementos como coreografías, moda y la parte visual en sus videos musicales para no solo centrar su atención en sus estilos algo atrevidos.

2. No tienen miedo a de experimentar con su música, moda y conceptos

El K-pop no es solo música, se trata de todo un conjunto de elementos. Musicalmente pueden tomar las tendencias del momento e ir un paso adelante experimentando con diferentes sonidos e incluso muchos temas parecen mezclar diversos estilos en un solo tema, pero la música se presenta también de una manera visual, por eso la moda y los conceptos juegan un papel importante a la hora de que una canción o un álbum logren un mayor impacto. Para cada lanzamiento los grupos o artistas se reinventan, estilos extravagantes, grandes y brillantes atuendos, y en especial mucho color son de vital importancia para mantenerse relevantes con cada trabajo que lanzan al mercado, de esta manera logran mantener su imagen fresca y dejando a sus seguidores con una gran expectativa de lo que harán después.

3. Coreografías

Con el paso de los años, es menor el uso de elaboradas coreografías en los videos de pop tradicional, mientras en el mundo K-pop el baile es el protagonista en los videos musicales y presentaciones en vivo. Las coreografías tienen un nivel superior, son sincronizadas y enamoran a sus fanáticos que intentan aprender cada paso de su canción favorita.

4. Le dan valor al formato físico

Mientras los artistas pop lanzan una versión standard, una deluxe con algunos bonus tracks y ediciones limitadas como vinilos que venden desde sus sitios web, el K-pop le da un valor diferente al formato físico. Coleccionar algo de tu artista o grupo favorito es una gran experiencia, un simple CD pasa de ser eso para convertirse en un elemento de colección: booklets de más de 20 hojas, tarjetas y elementos coleccionables, y olviden la clásica caja de plástico, muchos vienen en cajas especiales de diferentes tamaños, que pueden ser de cartón o incluso metálicas, además vienen acompañadas en su mayoría de posters para los más fanáticos. Incluso algunos realizan re-lanzamientos o como ellos lo llaman “repackaged album”, que va más allá de ser una edición nueva de un álbum con algunas canciones nuevas, ya que estos cambian el concepto por completo con fotografías nuevas y un arte diferente. Incluso un EP o Mini Album de K-pop tiene una mejor presentación en físico que muchos álbumes de artistas occidentales.

5. Talento

Estos artistas no solo tienen grandes voces y bailan muy bien, también tiene múltiples talentos. Ellos no se hacen famosos de la noche a la mañana, todos pasan por entrenamientos desde muy pequeños y pueden pasar muchos años antes de ver a la luz su primer tema publicado. En su entrenamiento no solo está la música, también está la actuación y el modelaje. Estos ídolos no solo han conquistado los charts, también muchos de ellos han hecho parte de películas, K-dramas, son imagen de reconocidas marcas de ropa, maquillaje u otros productos, además conquistan públicos diferentes en idiomas como mandarín, japonés e inglés.

Be Pop.

 

Artículo inicialmente publicado en BEPOP BLOG.


Suscripción gratuita

Los mejores artículos de los mejores blogs sobre cine, música, literatura y otras artes.