Land of Mine (Bajo la arena), de Martin Zandvliet – Cruel condena

Cartel de Land of Mine. Bajo la arena (Martin Zandvliet, 2015)

De CINEFILIA.

Land of Mine: Bajo la arena (Under sandet, 2015) **** DINAMARCA. 100 min.

Las películas extranjeras nominadas al Oscar este año se están estrenando con cuentagotas. La primera en llegar fue Toni Erdmann, antes de la entrega. La semana pasada por fin podíamos ver El viajante, casi una semana después de haber ganado el premio, y esta semana consigue estrenarse la que a mi juicio es la mejor de las tres, Land of mine.

Aún quedan la sueca Un hombre llamado Ove, cuyo estreno está previsto para el 24 de marzo, y la que competía por Australia, Tanna, nombre de un pueblo indígena de la Polinesia del Pacífico, sin fecha todavía y que a toro pasado puede que no nos llegue.

El director Martin Zandvliet, cuya cinta A Funny Man fue la película danesa más vista en 2011, nos descubre un episodio poco conocido de la II Guerra mundial en Land of mine. Tras la rendición alemana, no todo ha acabado para un grupo de jóvenes soldados nazis que son obligados a retirar cientos de minas enterradas bajo la arena de las costas danesas.

Basada en hechos reales, aunque no sabemos hasta qué punto, se cuenta la dramática historia de estos soldados, casi adolescentes, que bajo el desprecio de sus enemigos de guerra vecinos y en especial del militar que les adiestra, al menos en un principio y bajo el cual están a su mando, llevan a cabo llenos de pánico una misión tan altamente peligrosa.

Una realización impecable de Zandvliet, que también es autor del guión, nos hace cómplices de estos chicos que en condiciones infrahumanas iban cayendo uno a uno, al menor error, en su arriesgada misión, despertando la máxima ternura en el espectador en esta historia de atroz venganza, tras la contienda bélica, injustificable se mire como se mire.

Louis Hofmann en Land of Mine. Bajo la arena (Martin Zandvliet, 2015)

ESCENA CINEFILIA

Una niña que vive en las proximidades es encontrada en la zona plagada de minas y uno de los soldados encargado de desactivarlas que ha sufrido la pérdida reciente de su hermano, arriesga su vida para salvarla.

DINAMARCA EN LOS OSCARS

El cine danés ha estado nominado al Oscar en 12 ocasiones, consiguiéndolo con tres cintas. La primera vez fue en 1987 con El festín de Babette de Gabriel Axel, derrotando a Adiós, muchachos de Louis Malle y a la española Asignatura aprobada.

Al año siguiente, Pelle, el conquistador de Billie August volvía a alzarse con la estatuilla, aunque tuvo un serio rival en Almodóvar con Mujeres al borde de un ataque de nervios. El tercer Oscar le llegó con En un mundo mejor de la realizadora Sussane Bier, en 2010, año que estaban nominadas Biutiful de Alejandro González Iñárritu e Incendies de Denis Villeneuve.

Las nominadas en esta década han sido: A War (Krigen), el año pasado, La caza (2012) de Thomas Vinterberg, con Mads Mikkelsen (serie Hannibal), actor que también interviene en Un asunto real, candidata un año antes.

Directores daneses tan reconocidos mundialmente como Carl T. Dreyer o Lars Von Trier nunca han sido si quiera nominados, aunque películas de este último sí que han obtenido algún reconocimiento. Emily Watson fue nominada como mejor actriz por Rompiendo las olas y una canción de Björk de Bailar en la oscuridad también fue candidata.

Miguel Albertos.

 

Artículo inicialmente publicado en CINEFILIA.


Suscripción gratuita

Los mejores artículos de los mejores blogs sobre cine, música, literatura y otras artes.