Bojack Horseman, el caballo engancha

Cartel de Bojack Horseman

De ZONA ZHERO.

Título: Bojack Horseman
Fecha 1ª emisión: 22 de Agosto de 2014
Cadena: Netflix
Director: Raphael Bob-Waksberg
Ficha IMDB: Link
Nota: 9/10

Sinopsis: Bojack (Will Arnett) es un caballo antropomorfo que fue una vieja estrella del mundo de la televisión debido a su actuación en una serie familiar de los ‘90 llamada “Horsin’ Around”. En la actualidad, un borracho y vago con crisis existenciales, que solo busca ser recordado volviendo a dejar huella en el mundo del entretenimiento. Su compañero humano, Todd (Aaron Paul), y su agente felina, Princess Caroline (Amy Sedaris), ayudarán a Bojack en el proceso… si no se derrumba antes.

BOJACK HORSEMAN
de Raphael Bob-Waksberg

Bojack Horseman es difícil de presentar. La primera serie de animación del portal Netflix es poco conocida, pero resulta incondicional para aquellos fans que han probado su néctar. Una serie compleja y dramática, bajo una fachada de gags originales y una primera parte de primera temporada que no hace honor a lo que después llega a convertirse por méritos propios. Todo eso con un caballo con ropa de protagonista, vaya.

Para comenzar, el creador y showrunner de tan peculiar serie es bastante desconocido. Raphael Bob-Waksberg es humorista, escritor y director, aunque su currículum, tanto en cine como en televisión, es bastante corto. Junto a su compañera y amiga de instituto Lisa Hanawalt, ilustradora y obsesionada con dibujos de animales antropomórficos, esbozaron la idea de lo que es a día de hoy la serie. Viendo el resultado no es de extrañar que hayan confiado la reescritura del guión de la secuela de (la gran) La Lego Película al creador de Bojack.

Bojack fumandoPero, ¿qué es lo nuevo que aporta Bojack en series de animación para adultos? Pues bien, desde hace unos años hemos podido descubrir el impacto que han tenido las nuevas series de animación en los adolescentes. Por un lado, están las series para jóvenes que son completamente disfrutables para los adultos, ya sea por el tipo de humor o por los temas que toca (un buen ejemplo sería Hora De Aventuras o Gravity Falls). Por otro lado, las series de animación para adultos, aprovechando el auge de las anteriores, se han visto incrementadas en número y calidad (comedias como Rick y Morty o Archer son buena prueba de ello). Pero Bojack es diferente. Como justificación a esto último es que, personalmente, me resulta complicado catalogarla como una comedia. Sería más cómodo para mí decir que es un drama embalado por una cobertura del citado género.

En cierto modo, la serie es pretenciosa. Aprovecha el mundo en el que se encuentra y exprime a sus personajes constantemente y de diferentes maneras para poder llegar a entenderlos. Una historia sobre oportunidades y la lucha personal de un actor acabado por encontrarse a sí mismo. La cobertura cómica de la que hablaba viene dada por los gags que acompañan la trama, en parte para hacerla más llevadera y amena, pues nos encontramos con un protagonista dado a la autodestrucción por su desconocimiento del lugar donde se oculta su verdadera felicidad.

Escena de Bojack HorsemanTodo un elenco de personajes animados tridimensionales que poseen su propia paleta de emociones. En su mayoría, estos personajes son animales con cuerpo humano y que tienen comportamientos similares al animal al que representan, dando lugar a algunos de los mejores gags de la serie y, como si de una historieta de Francisco Ibáñez se tratara, ocurrirán muchos de ellos en segundo plano. Por si no fuera suficiente, el reparto que se encarga de darles vida es de lujo. Actores y actrices de la talla de Will Arnett (Arrested Development), Aaron Paul (Breaking Bad) o Alison Brie (Community, Mad Men), entre otros, completan unos personajes que no tienen nada que envidiar a los papeles de las mejores series del momento. Sin ir más lejos, el propio Bojack recuerda a Don Draper (de la anteriormente citada Mad Men) en su engaño por querer ser alguien que no es, aparentando una vida plena que no posee.

No quiero engañar a nadie, Bojack da para muchas risas. Algunos de los chistes son recurrentes e incluso requieren preparación de varios episodios para su completo disfrute. Pero ese es el encanto de esta serie, que nada queda al azar y todo está planificado para querer transmitir algo, o encauzarlo al menos, conduciendo al espectador hacia una moraleja final sobre la vida. Y es que, en muchas ocasiones, toma su tiempo saber cuál es exactamente el objetivo de una temporada.

Por otra parte, la crítica ha acompañado de manera sobresaliente las andanzas de este caballo alcohólico, inmaduro y destructivo. La primera temporada dejó división de opiniones, debido a que su primer tramo era más convencional, pero a partir de la segunda no hubo lugar a dudas: nos encontramos con una de las mejores series del panorama actual.

Con una cuarta temporada ya confirmada, Bojack va camino de convertirse en una de las grandes. Todo poseedor de una cuenta de Netflix debe tenerla en su lista y, aunque series como Stranger Things puedan estar muy bien, Bojack Horseman juega en otra liga. Estáis tardando…

¡Nos vemos en la Zona!

Jorge V.

 

Artículo inicialmente publicado en ZONA ZHERO.


Suscripción gratuita

Los mejores artículos de los mejores blogs sobre cine, música, literatura y otras artes.